sábado, 8 de noviembre de 2008

Viajar por los Túneles del Tiempo

El siguiente mensaje fue transmitido por los Pleyadianos Plus (un conjunto de seres procedentes de Las Pléyades y otros puntos del cosmos), a través de la Canalizadora Barbara Marciniak.

«Viajar por los Túneles del Tiempo», es el Capítulo 9 del libro «Tierra: Las Claves Pleyadianas de la Biblioteca Viviente», publicado en 1994.



La Biblioteca Viviente de la Tierra os facilitará un cambio vibracional para compartir y fluir con la energía. La naturaleza, el parque majestuoso de la Tierra, os enseñará cómo fusionaros y emerger en los túneles del tiempo.

El tiempo es una construcción. Aquí en la Tierra habéis vivido bajo la suposición de que el presente es una consecuencia del pasado. Nosotros decimos que el presente también puede ser consecuencia del futuro. El tiempo tiene muchos portales y ambos, el pasado y el futuro, tienen su propia validez e importancia.

Todo esto forma parte del «ahora» que se está expandiendo continuamente. El pasado, en su versión del «ahora», sigue influenciando el «ahora» continuo. Estos «ahora» continuos siguen creciendo y madurando al igual que sus contrapartidas futuras. Vuestra misión incluye cambiar vuestro pasado, ya que procedéis del futuro, para crear un presente distinto.

El tiempo está colapsando sobre sí mismo. Ahora mismo os parece que el espacio implica una distancia —algo que os separa—. Cuando penséis en un amigo que está en otra parte del mundo, hay un espacio entre vosotros. El colapso del tiempo supone una caída de las fronteras de control de frecuencia que definen el mundo en el que funcionáis. Pero dado que vuestro Sol está recogiendo rayos cósmicos y los energetiza en vuestro sistema solar, todo se acelera.

Esto supone que haya más posibilidades en el «ahora» y destruye las fronteras del tiempo tridimensional que determina el escenario de los sucesos. La estructura del tiempo tridimensional os encierra y os aísla de vuestro ser psíquico, este ser que va más allá del tiempo. Vuestro ser psíquico sabe cosas que están más allá de lo que aparece en el tiempo que vivís actualmente.

Estáis gobernados por ciclos y ritmos. La Luna supone una influencia muy importante en el diseño del pulso de la vida. Vosotros construís y definís el tiempo mediante los ciclos lunares, los giros de la Tierra sobre su eje y las rotaciones de la Tierra alrededor del Sol. La Luna, por supuesto, en su órbita alrededor de la Tierra, actúa como un compañero celestial de la Tierra durante los viajes cíclicos de ésta.

Antes de la aparición de la electricidad y durante miles de años, se vivió y se definió la vida mediante estos ritmos. La gente podía observar cómo pasaba el tiempo. El día se convertía en noche y la noche se convertía en día. La gente podía observar las estaciones, y el tiempo se basaba en algo que podía ser verificado.

Con la electricidad se produjo la ruptura de estos ritmos porque podía haber luz aunque ya hubiese oscuridad. La gente comenzó a utilizar el tiempo de manera diferente porque el hecho de poder funcionar con luz aunque hubiese oscuridad, supuso una manera radicalmente diferente de ver el día de 24 horas pues la luz eléctrica proporcionó más momentos de expansión.

Con la invención de las computadoras hubo otro cambio importante en la percepción. El tiempo se condensó de tal manera que en milésimas de segundos, billones de segmentos separados de tiempo pudieron ser vivenciados gracias a una máquina. El segundo no pudo ser dividido por el ojo humano. Más y más gente comenzó a trabajar con computadoras y éstas, poco a poco fueron volviéndose mucho más rápidas.

Al principio, cuando la gente trabajaba con computadoras, su concepto del tiempo cambió por completo y sólo se podía manejar una determinada cantidad de distorsión. Ahora que la gente está entrenada a trabajar con computadoras, su percepción alterada del tiempo se pasa de una generación a otra y el tiempo se acelera aún más.

No obstante, una computadora es una manifestación tridimensional que sirve de espejo del colapso y de la distorsión del tiempo, y la gente alimenta la psique colectiva con estos resultados. Esto permite a personas como vosotros entrelazar las cosas y percibir la realidad desde un punto de vista psíquico significante —un punto diferente en el tiempo—.

La división del segundo y la invención de la computadora hicieron aparecer el «boom» tecnológico de este siglo, cambiándolo todo por completo y acelerando vuestra conciencia hacia inimaginables probabilidades. El segundo y el momento contienen continuamente más eventos.

Debido a que el tiempo está colapsando, la estructura tridimensional ya no se encuentra en su sitio. Suceden más cosas en cada instante preparándoos para un rompimiento psíquico. En gran medida, en estos momentos, todo parece un juego. Hay montones de energías a vuestro alrededor en la vida cotidiana, invitándoos a verlas y a reinterpretar vuestras creencias básicas sobre la realidad.

Todos compartís la convicción de que el tiempo se puede medir con un reloj. Todo el mundo está de acuerdo en que el tiempo sí existe. Nosotros decimos que es una construcción. De hecho cada «x» años tenéis que ajustar vuestro tiempo de Greenwich Mean Time debido al tiempo que falta o al que sobra. Una de las cosas que cada uno de vosotros podéis cambiar a vuestro favor, es vuestra percepción del tiempo.

No permitáis que los demás definan vuestro tiempo y dejad de decir «no tengo tiempo». Al colapsar el tiempo, puede que tengáis la sensación de que se os está acabando. Cuando mandáis el mensaje de que se está acabando el tiempo a vuestro cuerpo, para vuestro cuerpo realmente se acaba; es como si hubieseis puesto en marcha un cronómetro. Hay mucha gente que está corriendo como loca porque siente el colapso del tiempo y no sabe cómo interpretarlo.

Recordad de vivir el momento, el «ahora» que se expande continuamente, para descubriros a vosotros mismos y para mantener el equilibrio. Esta es la dirección que aportan los rayos cósmicos — una revuelta inicialmente caótica, una reorganización de vuestras percepciones y conceptos referente al mundo en el que vivís.

El tiempo tiene ahora una variable. Ya no puede ser medido por relojes. Podéis cambiar, doblar y mover el tiempo. Al colapsar el tiempo, la psique colectiva del planeta se ve bombardeada por nuevos conceptos, ideas, inventos y alternativas en cada momento. Las probabilidades del momento se están despertando y expandiendo gracias a vuestra experiencia de autorrealización.

Puesto que habéis conseguido una afinidad para conectar con inteligencias extraterrestres, el planeta comienza a cualificarse colectivamente para acoger una mayor inteligencia y responsabilidad. Aunque os parezca que vuestro mundo apeste debido a tanta corrupción, por favor, tened en cuenta que ambas polaridades están sucediendo al mismo tiempo.

Aquellos que llevan la luz son cada vez más poderosos y dentro de algunos años os sorprenderá la fuerza de esta gente, ya que ellos son vosotros. Una creencia que tenéis en común, es la de pensar en una nueva versión de la realidad en la cual la gente puede expresar su libertad con respeto, armonía y cooperación y en la cual la Tierra y cada forma de vida —animales, plantas, minerales y humanos— son valorados.

Recordad que los Guardianes del Tiempo guían vuestro universo por una ruta determinada y que pueden moverse a través de lo que podría llamarse «fronteras del tiempo». Ellos crean trozos o segmentos de vuestro universo que permiten que éste se conecte. Las energías se mueven e un segmento a otro y hay ciertos fragmentos que se mantienen separados —uno de ellos es el tiempo tal como lo conocéis vosotros—. Recordad que la energía está en todas las cosas y que vosotros sois parte del Creador Original. El Creador Original ha emprendido un viaje de separación para poder comprenderse mejor. Es por ello que los Guardianes del Tiempo mantienen el universo separado para mantenerlo vivo.

Los mayas se llamaban a sí mismos Guardianes del Día. Nosotros los llamamos Guardianes del Tiempo. Está claro que están asociados con el sistema pleyadiano. Son maestros en entrar y salir de sucesos temporales. También son maestros creando cerrojos temporales —separan las cosas para que los sucesos puedan estar directamente en frente de vosotros y debido a los cerrojos temporales, no los veáis—. Los cerrojos temporales no permiten a vuestra conciencia percibir la simultaneidad del tiempo.

Los mayas hicieron el trabajo de base, en lo que se refiere al tiempo, para las cosas que están sucediendo ahora. Los egipcios han hecho otro tipo de trabajo base, los incas y los nativos americanos hicieron otro, aún distinto. Cada civilización ha jugado su parte para crear los eventos encerrados en el tiempo que están listos ahora para abrirse en este núcleo o segmento de la existencia en el cual vosotros existís.

La civilización de la Atlántida es otra que construyó toda una red de información para este momento presente. Recordad que todo es continuo y que las civilizaciones no se acaban nunca. Pensáis que la Atlántida fue destruida y que ya no existe y por lo tanto tiene que haber existido en un pasado.

Esta es una versión de la realidad. Pero la verdad es que hay una civilización atlante que no fue destruida jamás —una civilización atlante que resolvió sus propios dilemas, encontró soluciones y no tenía ninguna necesidad de autodestruirse por el mal uso de la energía—. Algo parecido sucederá con vuestro mundo. Así, algunas versiones encontrarán soluciones y entrarán en la Edad de Oro, a la vez que otras serán destruidas.

La Atlántida o cualquier otra civilización puede existir en el futuro. Las civilizaciones son continuas —es decir, están fuera de las limitaciones del tiempo—. En efecto, la versión atlante del futuro, aquella que encontró sus propias soluciones, desea asistir a la energía atlante del pasado porque todo es la misma energía y es una versión reencarnada del Ser. El propósito de volver al pasado consiste en sanar y enseñar el uso correcto de la energía.

Las civilizaciones que tienen bastante éxito en todas sus versiones siempre vuelven —si queréis expresarlo así— para ayudar a las versiones de sí mismas que no tuvieron las mismas oportunidades o no encontraron las soluciones. Por una civilización exitosa se entiende un colectivo conciente de su propósito y el efecto que ejerce sobre la gran red de la existencia.

Los Guardianes del Tiempo que dirigen los eventos son como bolas de luz con rayos que viajan a diferentes realidades y en diferentes direcciones. Los Guardianes Mayas del Tiempo fueron capaces de anclar en la Tierra una información que tuviese sentido para generaciones futuras puesto que ellos eran multidimensionales. Podían viajar hacia delante y hacia atrás y hacia los lados en el tiempo y su civilización se basó en los viajes a través del tiempo. Dejaron muchas pistas de esta historia enterrada a lo largo y ancho de México.

Su ahora se volvió más significativo porque su propósito era hacer crecer «ahoras» que beneficiaran «ahoras» fuera de su ahora. Los mayas quisieron crear el paradigma, la descripción de lo que va a ocurrir, los ciclos por los que pasará vuestra Tierra y los ciclos de tiempo basados en portales cósmicos. Los ciclos de la Tierra en relación al Sol, la Luna y otros planetas de vuestro sistema solar, tienen un efecto importante sobre vuestro cuerpo físico electromagnético. Los mayas comprendieron que la Tierra está ligada a un sistema de rotación mucho mayor que exclusivamente el del sistema solar. Este sistema de rotación estaba basado en diferentes divisiones numéricas. Los mayas crearon y definieron el tiempo de vuestro sistema en base a su conocimiento de que sois parte de un ciclo mucho mayor.

Existen muchas versiones de mayas —muchos grupos diferentes de Guardianes del Tiempo que vinieron a trabajar, a jugar con el tiempo tridimensional en diversas conjunciones—. Los mayas ciertamente no aparecieron por primera vez en la época que se os está haciendo creer. Estuvieron en vuestra Tierra muchas veces antes de esta época, hace miles y miles de años.

En realidad, les resulta sencillo moverse hasta la perfección del universo como les es fácil hacerlo hasta sus comienzos. Su tarea consiste en asegurar que todas las piezas del universo funcionen y que se desvanezcan cuando haya llegado su momento. También vigilan para que no se produzca un colapso prematuro. Sentid la conexión que existe entre vosotros y estos Guardianes Mayas del Tiempo y abríos a las claves que han preparado para que las descubráis.

Los cerrojos del tiempo funcionan de la misma manera que lo hacen los mecanismos de ajuste de la luz que tenéis en vuestras casas. Podéis encender y apagar la luz cuando queráis. Desde el punto de vista electromagnético, la conciencia tiene una pulsación que indica su presencia sin importar qué es. Hay conciencia en todas las cosas y según cómo se junte, despide una señal única y definitiva.

Existen quienes saben cómo poner el cerrojo del tiempo a la conciencia. Cambian la frecuencia moduladora de tal manera que, si otros chequean la existencia para averiguar dónde o cómo se combinan y juntan ciertas energías, no podrán encontrarlo. Debido a los cerrojos del tiempo, colocados en los portales de aquí y porque los túneles del tiempo son poseídos, aquellos, que están ahí fuera en el cosmos, no pueden encontrar la Tierra. La luz de su existencia fue borrada. Para que no se pudiera encontrar la Tierra, se puso en su lugar un espectro electromagnético diferente, uno que es totalmente inofensivo y que no registra el tipo de conciencia que tiene la Tierra. La Tierra fue escondida — puesta en cuarentena.

El propósito de los mayas era venir a este planeta y establecer un paradigma para el futuro. Hay diversas civilizaciones que, mediante la conciencia colectiva, mantienen los portales energéticos abiertos. Se puede atraer hacia el planeta un número limitado de energías, que sostengan o ayuden a otras realidades. Sin embargo, se tiene que preparar y entrenar a una civilización para que sea capaz de anclar esta columna de luz.

Donde hay luz, hay información.

El pueblo maya era una de estas civilizaciones. Hoy en día, la cultura balinesa es una de estas civilizaciones. Estas culturas existen en algunos rincones de la Tierra. Hay comunidades, dentro de estados o zonas urbanas, que operan con gran armonía, cooperación, reciprocidad de ayuda y creatividad. Los mayas fueron un experimento para influenciar el futuro y cultivar este planeta que había sido muy oscuro durante un largo período de tiempo.

Los mayas sabían cuál era su propósito. Sabían cuándo iban a desaparecer, de la misma manera que los tibetanos previeron la invasión de su país y escondieron muchos de sus documentos y artefactos más importantes años antes de que vinieran los chinos provocando aparentemente una matanza atroz. Puesto que los mayas eran los Guardianes del Tiempo, pudieron evacuar la Tierra, sabiendo que habían cumplido su propósito. Este es uno de los secretos más importantes de los mayas — ellos conocieron la fecha y el momento.

El calendario maya indica con precisión los ciclos de los cielos y de los infiernos. Los mayas conocieron su fecha de salida y se prepararon para el final. Mirado desde su punto de vista, ellos fueron transportados a otra dimensión física. La verdad es que los mayas todavía viven y existen; de hecho, florecen.

Los mayas supieron que iba a llegar el momento en que tendrían que dejar el planeta. También supieron que iba a llegar el día en que su conocimiento, sus claves, iban a ser desenterrados y descubiertos por la Familia de Luz, es decir, por vosotros. Os podemos decir que ya hay gente que ha descubierto estas claves. Los mayas conocieron toda la historia de su propósito y supieron por qué habían venido a sembrar las pistas para el futuro que es el «ahora».

Los mayas están abriendo los cerrojos del tiempo para que vuestras claves de conciencia puedan moverse a través de ellos. Dado que son los Guardianes del Tiempo, son los que están abriendo muchos cerrojos del tiempo situados en todo el planeta.

Tal vez os extrañe cómo se ha podido esconder ante vosotros estos secretos —cómo se os ha podido controlar y aislar de tal manera—. Si todas estas otras criaturas y realidades existen, ¿por qué no las habéis encontrado hasta ahora? La razón es la red y los cerrojos del tiempo que rodean esta red en la cual existís. Vuestra civilización ha estado encerrada, durante la mayor parte del tiempo, en la red primaria que domina los túneles del tiempo. Vuestro túnel ha sido encerrado en la tercera dimensión.

Hay muchas otras maneras en que este túnel en particular podría ser desarrollado: se podría construir una sola vía principal o se podrían haber explorado varias rutas más pequeñas; similar a las numerosas calles que conducen a vuestras ciudades, pueblos o vecindades. Si sólo existe una vía hacia dentro y hacia fuera y ésta se encuentra cerrada, el comercio se inhibe y no puede entrar en este túnel del tiempo y, además, está completamente aislado de todas las influencias ajenas. En vuestra realidad, los gobiernos dictan sanciones contra otros países, casi siempre como medidas punitivas, para aislar y boicotear un país; de la misma manera operan los jugadores del tiempo en los túneles del tiempo.

Cuando se abran las vías —se levanten los cerrojos del tiempo— las realidades emergerán, se fusionarán y cambiarán y vosotros estaréis muy conectados con vuestra identidad superior. En los años venideros os tenéis que preparar para esta infiltración de conocimiento. Os encontráis en un viaje acelerado preparándoos para la apertura de los cerrojos del tiempo y la fusión con vuestra identidad.

Los cerrojos del tiempo evitan que las civilizaciones o realidades se mezclen. Cuando se abran y vosotros podáis entrar en este nuevo mundo, tendrá lugar una fusión de muchas realidades. Si esto se hace con madurez y sabiendo cómo se utiliza la luz, puede ser un momento muy elevador.

Todo el tiempo es simultáneo. Alrededor de cada planeta hay capas de redes energéticas que permiten que sea experimentado desde diversos enmarques del tiempo. Para poder entrar en un cuerpo planetario hay que descubrir sus portales o aperturas que conduzcan a las realidades del planeta en el que existe vida sensitiva. Podéis aterrizar en un mundo y éste os puede parecer completamente vacío si no entráis por un portal adecuado. De modo que alguien podría volver a aquella Tierra que existió hace doscientos o quinientos años — estas realidades se dan.

Capas y capas de redes circundan los mundos. Cuando estas redes se cambian y se mueven, se crean diferentes realidades y diferentes energías. Cuando vosotros mováis o cambiéis las redes y paséis a través de un portal, seréis capaces de entrar en mundos del pasado, del presente y del futuro simultáneamente.

Los portales son mecanismos protectores que se colocan alrededor de los planetas. La posesión, creación o fabricación de un portal es una tarea tremenda. Hay que sostener una frecuencia energética para mantener el portal abierto. Hay muchos portales en la Tierra. Hablaremos de algunos.

Existe uno en el área de México/América Central. Otro en el Sinaí y aún otro en el Tibet. Estos son tres portales mayores a través de los cuales las energías entran y salen del planeta.

Las antiguas calaveras de cristal se encuentran o se descubren muchas veces en áreas de portales. Las personas que son dueñas o guardianes de un portal suelen tener también la habilidad de acceder a los túneles del tiempo. Aquellos que vivían en el Tibet podían ver el futuro y percibir que iban a ser invadidos, de modo que hicieron los preparativos para los tiempos que iban a venir. Podían ver para qué iban a ser usadas sus semillas —el esperma de los monjes tibetanos—. También pudieron ver que tenían que irse al exilio y por qué debían esconder sus artefactos.

El portal del Oriente Medio ha sido una de las aperturas más importantes de este planeta. El Triángulo de las Bermudas, el portal de la antigua era atlante, también sirvió como portal al planeta. Pero ahora, estas energías son caóticas y confusas y estos portales no son accesos seguros. Uno podría quedar enganchado ahí debido al conflicto y caos que hubo en estas zonas.

Otros portales se encuentran en:

  • La Isla de Pascua.
  • El monte Fuji.
  • El monte Shasta.
  • El lago Titicaca.
  • Las líneas de Nazca.
  • Uluru.
  • Hay gente que puede leer y viajar por los túneles del tiempo y hay otra que no puede hacerlo. Se están formando imperios de conciencias para tomar posesión de diferentes facciones de la existencia a lo largo y ancho del cosmos y del universo. Si tienen la habilidad de viajar por los túneles del tiempo, obtienen un increíble conocimiento de las probabilidades y cómo insertarse en las variables de los portales electromagnéticos.

    Si no se viaja con conocimiento a través de estos túneles, muchos eventos pueden abalanzarse ciegamente sobre lo que se llama tiempo, moviéndose de un lugar a otro como el oleaje de la marea, pulverizando la existencia. Sobre estos eventos no parece que preocupe mucho a través de qué portal o probabilidad entran; tocan a todos sin designio. Aun así, vosotros sabéis que todos los acontecimientos suceden sincronizadamente y obedecen a un orden mayor y forman parte de un plan significante — un verdadero espectáculo producido por la Diosa.

    Para poder establecer una nueva línea del tiempo y toda una red nueva, hacen falta hechos que anclen esta red, pero estos hechos tienen que ser de primer orden, tienen que producir una implosión tan profunda, que afecte a toda la existencia. Si no es así, la red no tiene dónde engancharse.

    Aquellos que poseen la línea del tiempo hacia la Tierra, la han mantenido segregada, y tampoco han permitido el libre comercio; no permitieron que hubiese un ir y venir en esta línea del tiempo. Hay algunos que están construyendo redes secundarias y terciarias en el futuro. Una red secundaria es un segundo tejido que sirve para desviar la energía del principal túnel del tiempo. La red terciaria es una vía que se utiliza en caso de que falle la segunda red.

    Las líneas del tiempo, es decir, los tejidos del tiempo y los tubos que se apoyan sobre éstos, están todas enganchadas a hechos de primer orden. Sin un hecho de primer orden, uno no puede engancharse al tejido del tiempo. En otras palabras, las redes secundarias y terciarias tienen que ser enganchadas a hechos de primer orden para que otras líneas del tiempo puedan usarlas como ancla.

    La división del átomo fue un hecho de primer orden. La división del segundo también lo fue, así como la Convergencia Armónica fue un hecho de primer orden. Hechos de primer orden pueden ser casos públicos o privados y son hechos que afectan drásticamente al curso de la historia. De modo que, para anclar una nueva línea del tiempo en este planeta, tiene que estar ocurriendo un acontecimiento masivo.

    Vuestro túnel del tiempo ha sido penetrado desde fuera por estas redes, o sea, desde el futuro. Cuando uno construye redes secundarias o terciarias y quiere meterse en un túnel cerrado, tiene que encontrar un acontecimiento de primer orden. Si no se encuentra un hecho de primer orden, no hay dónde engancharse. Es como pescar. Uno puede echar el anzuelo al lago. Si nada pica, es que no hay un hecho de primer orden.

    Un hecho de primer orden es algo que ocurre y que se registra en la red principal de los túneles del tiempo como un momento crítico y fundamental en torno al cual gira la totalidad de la realidad. Es un evento que supone un cambio para el área en el cual ocurre. La Convergencia Armónica fue un evento dirigido e impulsado desde el futuro. Un evento que fue enviado desde el futuro al pasado, y que luego fue reorganizado en el presente para crear un agujero a través del cual las redes secundarias y terciarias pudieron ser construidas y pudieron encontrar un enganche en el planeta.

    ¿Cuál fue el enganche? Si estas redes necesitan un hecho de primer orden para poder engancharse ¿cuál fue el hecho que lo permitió? ¡La conciencia de la gente!

    Hay seres que están especializados en estudiar hechos de primer orden en ciertos sectores de la existencia. Conocen la desviación con la que se puede sustituir un tiempo específico sin alterar todo el tiempo —cambian subtiempos en torno a un hecho—. Son los que están especializados en hacer que sucedan hechos paralelos en mundos distintos. Crean vórtices geométricos, cogiendo eventos de primer orden de distintos sistemas estelares y de diferentes galaxias, los enganchan y crean nuevas vías de comunicación. Es algo magnífico cuando uno se libera del «tiempo» de la Tierra.

    Los principales túneles del tiempo se están reconstruyendo actualmente para, de este modo, ofrecer una mayor entrada de energía a vuestro planeta. Nosotros ayudaremos a construir la red subyacente para que, cuando se produzca un suceso de primer orden, se puedan conectar las redes y todo en la Tierra cambie. Cuando esto suceda, cambiará el conjunto del tiempo. Y, de alguna manera, se producirá un agujero gigantesco en el tejido de vuestra existencia.

    Hace mucho tiempo, cuando otras civilizaciones descubrieron y desarrollaron estos túneles, existían millones de mundos que no fueron utilizados con sabiduría. Hay espacios que funcionan como bolas de caos puesto que se dieron demasiados agujeros en el tejido base de su realidad.

    Es exactamente la misma lección que estáis aprendiendo en lo que se refiere a vuestro medio ambiente —maltratadlo, polucionadlo y veréis cómo se empañará y cómo desaparecerá su original vitalidad—.

    Toda la existencia es vital y existir en todo lo que hay y, además, embellecerlo, en lugar de usarlo y destruirlo, se convierte en una tarea mayor. Se dan universos enteros como éste, que ahora mismo se están trabajando y limpiando. ¿Vosotros pensáis que tenéis polución en la Tierra? ¿Podéis imaginaros todo un universo polucionado y caótico porque todas sus líneas del tiempo están desconectadas? Podríais salir de vuestra casa para hacer la compra y al volver encontraros que ya no está porque se ha deslizado por un agujero. En su lugar existe ahora otra realidad. Es la locura.

    Un día todo esto se hallará integrado. Vuestro reto es cómo integrar la conciencia de aquellos que para empezar, crearon esta trampa debido a una falta de respeto por la creación. No honraron el tejido, se pasearon por los túneles del tiempo e hicieron lo que les dio la gana. Estamos jugando un juego muy peligroso, pero, tal como lo vemos nosotros, cambiar los hechos es importantísimo.

    Tampoco queremos decir que todo esto dependa exclusivamente de nosotros. Operamos bajo la dirección de nuestros maestros, los Guardianes del Tiempo. Desde una perspectiva más amplia, nosotros os estamos demostrando la tremenda responsabilidad que supone solicitar conciencia. La tarea de hacer malabarismos con las leyes de causa y efecto en medio de los túneles del tiempo es, de verdad, pasmosa.

    Las bibliotecas se encuentran en una versión cerrada e inactiva de la red primaria. Las bibliotecas son vigiladas. Hoy en día no es nada fácil entrar en una biblioteca, sobre todo desde el futuro. Por eso se están construyendo los subyacentes túneles del tiempo. Hay muchos seres que, para poseer ciertos territorios o para tener una mayor influencia sobre ellos, juntan determinadas líneas del tiempo. Juntan tantas líneas del tiempo como les es posible o, al contrario, evitan tantas como puedan, dependiendo de su propósito.

    Desde un determinado punto de vista, hay seres que poseen túneles del tiempo o así lo creen. Están reconstruyendo los túneles principales y organizando nuevas áreas de existencia. Una vez construidos estos túneles, habrá muchas formas de inteligencia que podrán ir y venir y los supuestos dueños de estos túneles podrán determinar a qué fuerzas se les permite entrar. Este es el problema que le espera a la Tierra y tiene que ver con el hecho de que aparecieron tantas formas de vida utilizando la especie humana para sus experimentos. Se están construyendo líneas del tiempo secundarias y terciarias y en caso de que la secundaria sea atacada, hay otra línea del tiempo que sigue abierta.

    Cuando se hayan establecido y construido los eventos secundarios y terciarios, habrá una mayor apertura en los túneles del tiempo. Esta apertura permitirá a muchos seres atravesar los canales supuestamente aprobados oficialmente. Se encontrarán con un movimiento subterráneo y con puertas que se abran simultáneamente en muchas direcciones. Los mayas, maestros embaucadores del tiempo, han dejado buen número de pistas para que juguéis a este juego.

    El calendario maya bien vale la pena de ser tenido en cuenta, puesto que marca el fin de una época durante el solsticio de invierno de diciembre del año 2012. Los Maestros del Juego observan y esperan a ver qué haréis cuando aparezcan las especulaciones. El concepto de «fin de una era» significa que se completa un ciclo. No significa el fin de la Tierra. Un tema específico, muy importante para el crecimiento espiritual, se termina como se puede terminar un espectáculo en Broadway y os quedan menos de 20 años para finalizar la representación acordada.

    Cuando se haya recorrido este último tramo de tiempo, se asistirá a un cambio dimensional en este planeta. Aquellos que ahora pueden acomodarse a cambios dimensionales ya entran y salen de la cuarta, incluso la quinta dimensión. Durante los próximos 20 años predominará una nueva frecuencia en este planeta y una versión de vuestro mundo será catapultada a un nuevo ciclo y otra a la destrucción y un fin absoluto.

    En el nuevo ciclo habrá una explosión de energía procedente de la Biblioteca Viviente y se disparará un florecimiento increíble de todas las formas de vida. No podréis acceder a la Biblioteca Viviente hasta que hayáis asimilado todo esto. Tendréis la sensación de que hay una parte de vosotros que se extiende, se alarga y observa cómo manejáis vuestra recién adquirida conciencia. También vosotros podréis atisbar cómo otros manejan sus creaciones aunque, tal vez, no seáis capaces de entender las formas de vida de otra Biblioteca Viviente.

    Puede que los mundos de otra Biblioteca Viviente sean muy diferentes porque su saber está almacenado en formas geométricas y esto os puede parecer un parque cósmico vacío. Recordad que un parque sólo cobra vida cuando hay gente. La Biblioteca Viviente de la Tierra os facilitará un cambio vibratorio para compartir y fluir con la energía. La naturaleza, el parque majestuoso de la Tierra, os enseñará cómo fusionaros y emerger en los túneles del tiempo.

    Nosotros hemos descubierto que los hechos proceden del futuro. Los acontecimientos pueden saltar desde el futuro o desde el pasado. Es un juego continuo. Estamos aquí para ayudar a cambiar el pasado y el presente de las Pléyades, nuestra versión del «ahora». Todo se está haciendo para reorganizar y reestructurar una apropiación tiránica que ya existe en el futuro. La verdad es que vuestro pasado está acercándose velozmente a nuestro presente y, aún así, nosotros hemos ido al futuro para cambiarlo.

    Eventualmente podréis percibir un juego completamente diferente de vuestra memoria porque cambiaréis el pasado del universo. Así están las cosas. Os hemos dicho que venimos de vuestro futuro y que hemos vuelto para cambiar el pasado. Somos muy listos. Estamos cambiando la historia del universo entero al crear un universo paralelo.

    Así son los universos paralelos —planes que mueven los mecanismos del tiempo de su sitio al cambiar la memoria y cambiar los hechos—. Podéis hacer lo mismo en vuestra propia vida personal. También vosotros podéis cambiar vuestro pasado.

    Debéis ser flexibles cuando aprendáis a jugar este juego.


    EJERCICIO ENERGÉTICO

    Sitúa tu atención en tu respiración y síguela conforme entre en tu cuerpo; visualiza cómo tus pulmones se llenan de luz. Observa cómo tu torrente sanguíneo absorbe esta energía cargada y la distribuye en tu cuerpo. Con cada exhalación, siente cómo tu cuerpo se relaja más y déjate ir. Mientras sigues respirando, visualízate rodeado por 12 energías que aumentan tu bienestar. Siente una sensación de seguridad y comodidad al examinar su presencia. Mira directamente a los ojos a cada una de las energías y después cambia tu enfoque y lee los campos energéticos.

    Visualiza cómo filamentos y rayos de luz salen danzando desde tu cuerpo y observa el tirón familiar en tu estómago y tu corazón. Tu cuerpo comienza a vibrar al reconocer a los 12 guías que te ofrecen una visión de otro «ahora». Permítete ver el tiempo y la realidad que cada uno de los guías representa y vive los 12 con toda su vitalidad.

    Deja que tus memorias vuelen alto y date cuenta de cómo las líneas del tiempo te muestran el camino como si fueran mapas de realidades. Sigue los filamentos de luz que salen de tu chakra corazón y observa cómo se centran al juntarse con el campo energético de cada guía. ¿Dónde estás? Siéntelo y observa.

    Tal vez estés oyendo el dulce sonido de una suave lluvia o, tal vez, el gemido de un viento gélido en una carretera desolada. Puede que haya una jungla, un bosque tropical, picos cubiertos de nieve, desiertos, ríos, océanos y llanuras. Cada rincón de la Tierra contiene memorias y pistas misteriosas de ti.

    Deja que las líneas del tiempo se metan profundamente en un «ahora» diferente. Vive la Tierra desde estas 12 líneas del tiempo y pide que te enseñen cuál es la más significativa para tu entendimiento y tu relación con las estrellas. Siente la red de luz que es la rejilla vital que conecta la existencia, viva en cualquier parte. Ahora imagina la red de líneas transportando inteligencia, vida que busca vida.

    Visualiza la Tierra, esta gema azul y blanca suspendida en el espacio, celebrando en su propio reino del tiempo, una joya que sirve de parada en medio de estos grandes túneles del tiempo. Observa la Tierra desde el espacio y siente el tirón de los tiempos que piden ser recordados. ¿Son hechos pasados los que estás rememorando? Maravíllate de todo ello conforme tus conceptos del tiempo y del espacio de la Tierra se desmoronan en la red de luz.

    Mira ahora, a través de las líneas energéticas que cruzan el espacio, un poco más allá de la Luna. ¿Qué dicen los postes de señalización? Deja que tu espíritu absorba la vitalidad de este momento, rindiendo homenaje a la Tierra y a ti mismo por las ilimitadas oportunidades que se pueden expresar y explorar.

    Dale las gracias a la red de luz, esta gran fuerza de la existencia con la que todos aprendemos a jugar este juego.

    3 comentarios:

    1. SUPER!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! EXCELENTE ARTICULO XENTOR... Gracias por publicarlo... :)

      ResponderEliminar
    2. No se; como sentirme, he estado escribiendo un libro y empece a buscar más informacion "lejana de lo preestablecido conocido" Cada vez que encuentro más info "nueva" es algo que ya estoy pensando o ya esta en el libro... me cagó del miedo literal. podría intentar expresarlo distinto pero me da miedo, desde que empece aprofundizar en temas "distintos" todo se ha puesto raro, No sé como tomarlo. -.- Buen articulo. Conocimiento que recorría mi mente pero sin la estructura que le acaba de dar esta redacción -.- Y t

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. A mí me ha pasado lo mismo a los largo de estos 25 años que llevo investigando cosas...

        Eliminar

    Los comentarios son moderados, para evitar trolls.